SOLAR FOTOVOLTAICA

    La energía contenida en el sol, gracias a la luz que aporta a la tierra, se transforma en energía eléctrica a través  de  paneles  solares construidos con materiales semiconductores. El flujo de electrones que se crea dentro de estos materiales es aprovechado para generar electricidad. 

    La transformación de esa energía se hace a través de paneles  compuestos por células solares. Al incidir sobre ellos la luz,  los  electrones  se ponen en movimientos y ese movimiento, produce un potencial eléctrico que,  conectado a un circuito,  genera corriente  eléctrica.  Si  las  células   van unidas entre si, formando el conocido PANEL SOLAR, una serie de ellos, pueden generar los kilowatios necesarios para la aplicación de esa energía eléctrica en diversos emplazamientos.

    La energía producida se almacena en baterías. Como ejemplo se puede utilizar para telecomunicaciones, señalizaciones etc. Un  ejemplo  claro   son los parquímetros utilizados hace poco tiempo en Madrid, que aparte de la energía fotovoltaica que utilizan, mediante unos pequeños paneles en su parte superior, se ayudan de la energía de red en el caso de no ser suficiente la energía almacenada en sus baterías. Ya se están utilizando farolas con estos paneles para almacenar energía por el día y lucir toda la noche. Esto demuestra que hay otra forma de generar electricidad sin dañar el medio ambiente y que aunque esta energía necesita mucho más espacio que otras para generar electricidad, vemos con estos ejemplos que, en pequeñas aplicaciones, dan también grandes resultados.

PARTES DE UN PANEL SOLAR

 

OBLEAS DE SILICIO "LA CÉLULA FOTOVOLTAICA"

Mediante un proceso de fusión, se obtiene silicio de entre la tierra, material  que  no se encuentra en estado  puro y  de  ahí  la  fusión  necesaria  para obtenerlo. Una vez cristalizado se corta en tabletas u obleas, después de haber sido purificado para su utilización en esta energía. 

MALLAS METÁLICAS

Para que las obleas se puedan utilizar en plano y unir varias de ellas entre si, se utilizan mallas metálicas que favorecen el paso de la luz y se colocan en la parte superior e inferior de dichas obleas.

CONEXIÓN INTERNA.

Para permitir dichas cargas eléctricas se sueldan conexiones a la malla superior e inferior para que dichas cargas discurran sobre ellas.

INTERCONEXIÓN ENTRE LAS OBLEAS

Las células fotovoltaicas se unen en serie para conseguir más potencia, a más células más potencia.

EL MODULO FOTOVOLTAICO

Este es la unión o interconectado de células que va encapsulado en cristal y plástico para protegerlo del ambiente y mejorar su instalación.    

LA INSTALACIÓN

    La instalación fotovoltaica produce la transformación directa de la energía solar en electricidad simplemente con exponerlo mediante esto módulos fotovoltaicos al sol. 

    La aplicación de la energía solar, como he comentado al comienzo, tiene muchas  aplicaciones,  esto es sólo una reseña para que la conozcáis mejor, pero quiero destacar que esta energía es la base  energética de los  satélites artificiales y en  pequeñas  cosas  de  uso cotidiano  como por  ejemplo los relojes y las calculadoras. Cada vez son más  las personas  que,  con emplazamientos lejos de la red o cercanos, utilizan esta energía. Unos, los lejanos para obtener la electricidad de su hogar y otros, los cercanos, para no sólo reducir el gasto de electricidad de la red, sino para volcar a la red la energía sobrante de sus paneles solares y ganar un dinero extra.

    Hoy en día la legislación se ha volcado con esta energía ya que los nuevos edificios que se construyan en varias  ciudades españolas tienen que tener paneles solares como mínimo o solares térmicos, que calientan el agua, o algún  tipo de  instalación o  proyecto de  energía renovable.  Ya hay muchos pabellones o colegios que la energía solar fotovoltaica  no sólo  les cubre  el gasto  de electricidad, sino, que además, como comentaba antes, llegan en muchos casos a volcar electricidad a la red.